La Polaridad

Para que exista deseo y pasión en una relación, tiene que haber polaridad y ésta tiene que ser  equilibrada. Tanto la energía masculina como la femenina tienen cuatro partes.

En la energía masculina nos encontramos con:

  1. Rey. El Rey está a cargo del reino de la Visión, de cómo tiene que ser la vida. Cómo tiene que vivir la familia.
  2. Guerrero. Es la parte fuerte, creativa que lucha por defender la Visión del Rey.
  3. Amante. Es la parte vulnerable que se muestra así ante la Reina.
  4. Amiga. Es esa parte gamberra que se junta con sus amigos en un bar y habla de mujeres, de deportes, se pavonea y se hace el fuerte y se retroalimenta de energía masculina.

En la energía femenina también nos encontramos con:

  1. Reina. Apoya al Rey en la visión conjunta de su reino. Si no tiene pareja crea la visión de su reinado.
  2. Guerrera. Es una energía muy fuerte y está para defender a su Reina y su propósito.
  3. Amante. Es la parte en la que nos mostramos vulnerables ante nuestro Rey, amante, compañero, pareja.
  4. Amiga. Es la parte que hace que se junte con otras mujeres para procesar emociones mediante la comunicación.

Las mujeres tenemos muchas e intensas emociones y tan rápidas que nos sobrecargamos. Juntarnos con otras mujeres para ir de compras, hablar de nosotras, de nuestros sentimientos, emociones, problemas etc. es muy importante para la energía femenina.Se genera una comprensión sin juicio y sin buscar soluciones, simplemente compartir y liberar.

El próximo blog tratará de los desequilibrios energéticos.

Agradezco tus comentarios. Déjame saber tu opinión, para mí es importante.

Compartir
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Publicado en: Blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *